Para los niños

Creatividad y relajación

Estas vacaciones son diferentes a un campamento de niños porque hay especialistas con experiencia: animadores, pedagogos, artistas creativos, músicos y terapeutas del desarrollo personal, facilitadora de biodanza infantil y juvenil, profesora de yoga, etc. De esta forma el niño tiene diferentes referencias para cada aspecto a desarrollar y los padres tienen tiempo para sí mismos.


Porque aquí los padres, además de tener sus propias actividades, pueden observar cómo y con quién están sus hijos, pasándolo bien, aprendiendo y comunicándose de una forma más divertida y consciente, y pueden comprobar día a día que están en buenas manos.
En un espacio de creatividad … el niño se relaja
 

Aquí los niños no hacen lo que quieren, sino que quieren lo que hacen. Porque juegan y crean con la música, la naturaleza, el arte y la sorpresa, el juego y el trabajo en equipo. Están rodeados de ecofactores positivos y del poder de la tribu del grupo. Aquí expresan lo mejor de sí mismos.
 

Aquí los padres dejan de ser solo padres para ser seres humanos individuales, dando libertad a su hijo y a sí mismos, para que jueguen con otros adultos y otros niños, y exploren diferentes formas de comunicarse.
 

Aquí los niños descubren el placer del sonido, la música, la percusión y el movimiento. Se darán cuenta de sus dones artísticos y vocacionales u otras cualidades para las que son buenos.


Aquí los adultos aprenden a jugar como niños y los niños aprenden a respetar a sus padres, poniendo límites de una forma fácil, sin desconectar del amor hacia su hijo. Y, sobre todo, se crea un ambiente familiar y una conexión grupal que hace del encuentro un lugar donde todo puede pasar, todo está contenido de una forma segura y amorosa. Se crea un clan generacional que hoy día en la sociedad en pocos sitios se da, donde muchas veces por contar con la presencia de algún abuelo el poder del grupo se multiplica.

Relajación para niños

Trabajaremos la relajación para niños a través de las actividades artísticas, la biodanza, el masaje infantil (masaje metamórfico), dinámicas musicales donde se desarrolla la afectividad con padres y otros niños. También hacemos ejercicios de eutonía y dinámicas sacadas de la pedagogía de Waldo de Rudolf Steiner.

Biodanza para niños

La biodanza para niños permite al niño desarrollar sus cuatro aspectos esenciales: el vital, el afectivo, el trascendente y el mental o imaginativo. Y de esta forma el niño se relaja sin necesidad de someterle a una disciplina en vacaciones.


Y todo a través de la música, el movimiento y la creatividad. Con una gran selección de músicas y dinámicas, el niño conecta con su fuerza, con la confianza y el entusiasmo. A través de la línea de la afectividad los niños conectan y vinculan con otros padres y con otros niños, siendo nutridos afectivamente en profundidad. En la línea de la trascendencia el niño crece en valores desde su propia experiencia, especialmente a través de la música y el ritmo. También trabajaremos la identidad y la seguridad, aumentando la autoestima del niño, con la línea de la vitalidad. El desarrollo de los potenciales es un ingrediente fundamental en biodanza. También se fomenta la identidad y la seguridad aumentando la autoestima del niño.

JUEGOS Y EDUCACIÓN

El desinterés, especialmente de los adolescentes, va a más; la falta de entusiasmo y motivación cada vez es mayor. En esta edad todos sabemos que una de las cosas que más necesitan es un espacio para que ellos estén, pues necesitan fortalecer su necesidad de pertenencia a un grupo que no es de adultos ni tampoco de niños. Y si tienen el grupo adecuado y el espacio adecuado, es lo que más les fortalece su identidad, un grupo con el que puedan expresarse auténticamente ellos. Y, por otro lado, también necesitan límites. Los limites los trabajaremos con los padres, para afirmar su asertividad en relación con los hijos.


Por todo esto, hemos creado un espacio donde los adolescentes tengan la oportunidad de canalizar y de expresar su fuerza y creatividad a través de la música y el movimiento, y donde puedan tener un permiso para hablar y para ser escuchados completamente. Con ello queremos fomentar vincular al adolescente a sus potenciales.


Teniendo en cuenta que hay diferentes edades dispondremos de diferentes opciones:

  • Para los más peques:
    • Biodanza para niños
    • Juegos de percusión
    • Taller de cerámica
    • Cuentos
    • Malabares
    • Talleres de reciclado
    • Fabricación de cometas
    • Fabricación de juguetes
  • Para los más mayores (a partir de 12 años):
    • Juego de la transformación
    • Taller de clown e improvisación
    • Taller de mándalas
    • Taller de cine y cortometraje
    • Desarrollo de los potenciales a través de biodanza y de ecología mental.
    • Taller de percusión
    • Juegos de mesa (conocimiento)
  • Y para todos los niños juntos:
    • Juegos de comunicación, de presentación, de afirmación, de resolución de conflictos y de cooperación

Con esto pretendemos aumentar la autoestima del niño, proponer un cauce creativo para su impulso vital, abordar la identidad en sus diversos aspectos, facilitar el proceso de integración entre acción y emoción, promover la integración al grupo, ampliar el universo del adolescente y generar un espacio de reflexión.

Nuevas familias, nuevas propuestas

Llevamos 16 años organizando encuentros vacacionales y de desarrollo personal para adultos. En verano, en muchos de los grupos venían algunos niños con sus padres. La experiencia fue tan enriquecedora que los propios padres nos animaron a crear estos encuentros. Y este ya será nuestro 5º año haciendo semanas para padres e hijos. La mayoría de los padres que pasaron por aquí la describen como de un redescubrimiento, tanto del padre hacia su hijo como al revés, encontrando el uno en el otro aspectos no reconocidos hasta ahora y casi siempre positivos.


Oímos frases de padres como estas:


-Pensé que tenía una hija medio muda y de Gredos a Valencia no paró de hablar.
-No conocía a mi hijo hasta que no le vi aquí relacionarse con otros hijos.
-Nunca me permití mostrarme con mi hijo y aquí lo hice, y mi hijo se acercó más a mí.
-El primer día mi hijo no paraba de protestar y al año siguiente le decía a su madre que si ella no viene a Gredos vendría él solo.

Hoy día están cambiando los modelos familiares y con ello las situaciones a las que se enfrentan. Al mismo tiempo, surgen también soluciones innovadoras para afrontar las situaciones en las familias actuales.

Para saber aún más, consulta nuestras PREGUNTAS FRECUENTES

llama ya